Garbanzos con bacalao, potaje de vigilia

Buenos días de nuevo y rica receta.
Estamos ya en tiempo de Cuaresma, así que en estas fechas no podía faltar un plato típico, se guisa en muchas ciudades españolas en esta época.  Pero en mi caso es la receta que se suele hacer en Semana Santa en mi casa y en muchos hogares de Sevilla.
Es una receta sencilla y muy rica
Después de una buena ¨ madruga ¨ en mi tierra al mediodía se suele comer un plato de este rico potaje. Es típico en todas las casas, junto con las espinacas con garbanzos o el bacalao frito. Es el llamado Potaje de Vigilia,  guiso que tradicionalmente se ha servido los viernes de cuaresma en España. Debido a la prohibición de comer carne, podemos encontrarlo también con espinacas.

potaje-de-garbanzos-con-bacalao

En el blogtrip a Córdoba tuve la ocasión de conocer un poco más a nuestro amigo Paco de Lazy blog, después de nuestra conversación me comento que tenía en su blog una entrada donde podíamos participar para Genuinus y que el ingrediente que deberíamos utilizar era el bacalao. Por falta de tiempo no suelo participar en casi nada pero como decirle a Paco que no!! Además buena ocasión para preparar este plato de mi tierra que falta en mi recetario.

potaje-de-vigilia

 

Ingrediente principal el Bacalao en salazón

El bacalao en salazón ya sabemos que es una forma de procesar el bacalao que consiste en la desecación mediante la sal. Así se conserva en un lugar seco durante varios meses. Este tipo de salazón lo tenemos en España, Noruega, Portugal y también en México se suele vender bacalao noruego masivamente.

Receta de Potaje de Vigilia

Ingredientes 
500 gr de garbanzos.
400 gr de bacalao seco salado.
2 pimientos verdes.
una cabeza de ajo.
2 tomates rojos.
Una cucharadita de pimentón dulce.
Un vaso de aceite de oliva virgen extra.
Sal y agua.

Preparación
Ponemos a remojar los garbanzos por separado junto con el bacalao durante unas 12 horas. Al bacalao de vez en cuando retiramos el agua y ponemos limpia.
En una olla grande ponemos agua con todos los ingredientes. Echamos el aceite, los garbanzos, el bacalao desmigado, los tomates, pimientos, el pimentón, añadimos un pizca de pimentón picante si os gusta y la cabeza de ajo.
Dejamos cocer hasta que ablandan los garbanzos, durante 1 hora y 1/2.
Apartamos y dejamos reposar.

Consejo: Una vez que hemos terminado la cocción, retiramos unos pocos garbanzos, que echamos en un vaso junto con un poco de caldo, lo batimos. Añadimos este puré al guiso para que espese.

Espero que os guste tanto como en casa.

Quieres compartir ?...Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

  1. Es un plato genial para semana santa aunque también suelo hacer algo parecido el resto del año. Con las lluvias de hoy, yo un bolete me lo cenaba. Bsss

  2. Cosa tan rica, y las fotos espectaculares, dan ganas de coger una cuchara e intentar cogerlo contra la pantalla del ordenador! Y los cuenquitos ideales!<br />Besos

  3. es un plato muy nuestro y muy bueno, yo lo preparo diferente, pero de cualquier manera está bien rico

  4. Genial para este mal tiempo! Un beso

  5. que ricos son estos potajes, además en un dia lluvioso como el de hoy apetecen aún más

  6. Me encanta este plato… Felicidades, las fotografías son inmejorables.<br />Saludos,<br />Chus

  7. Ha quedado muy chulo Luisa =)

  8. Madre mía, qué recuerdos! Mi abuela María solía hacer una variación de este plato en Semana Santa. Ella preparaba una especie de albóndigas de bacalao para el potage de garbanzos que eran una maravilla. Organizaba cada año una &quot;garbanzada&quot; e invitaba a toda la familia. Por aquel entonces yo era tonta y joven, por este orden, y no comía nunca este manjar porque no me gustaba. Hoy,