Crema de calabaza

Por fin llego por aquí y puedo publicar una receta, pero desde que llegamos de vacaciones ha sido un no parar y mi pobre blog tiene que pasar a un segundo plano. Hoy os traigo una receta muy otoñal como es la crema de calabaza, pero con mucha chispa para que en casa no digan nada, que cuando repito algo me ponen malas caras, seguro que a vosotros os pasa lo mismo.

crema-de-calabaza

Crema de calabaza

Llegando esta época como os comentaba anteriormente me encantan las cenas con cremas de verduras y la de calabaza en concreto es una de mis preferidas, además si te paseas por la plaza puede encontrar mucho más variedades en esta época.

La calabaza en su definición es una baya de cáscara dura. Las más conocidas son las de la familia de las cucurbitáceas, están asociadas a la familia de plantas trepadoras.

Todas las calabazas son de tamaño grande, cuesta abrirlas y pelarlas, pero una vez hecho tienen mucha pulpa.

Podemos encontrar también la calabaza de invierno butternut, suele tener forma de pera y su tamaño no es muy grande. La piel es dura pero no tanto como el de otras y una vez que la compramos nos puede durar unos meses si la conservamos en un lugar fresco y oscuro, no le debe dar La Luz.

La calabaza es rica en vitaminas A y C, en beta caroteno… y es baja en calorías, así que la podemos utilizar para una dieta de adelgazamiento.

Pero ahora vamos con Halloween, por qué se asocia con esta fiesta? Según cuenta la leyenda, un irlandés llamado Jack y que fue tan malvado, no mereció un lugar ni en el cielo pero tampoco en el infierno una vez muerto. Así que su espíritu vaga por el mundo implorando la entrada en un sitio u otro. Se dice que se manifiesta portando una calabaza hueca con una vela dentro y se ha convertido en el símbolo de la noche de Halloween. Son una de las leyendas que podemos encontrar, y que hay varias más

crema-casera

A la hora de servir la crema de calabaza ya que a todos nos gusta mucho más, le añadimos queso parmesano, le da un toque especial, y el contraste del queso con el dulzor de la calabaza va genial.

En cuanto a la hora de cocinar he utilizado esta fantástica olla marmita de la tienda de Claudia&Julia, es una olla muy versátil, ya que puedes cocinar en ella y presentarla en la misma mesa. En casa estamos encantos con ella, podéis encontrarla aquí.

Esta olla es ideal para la cocción de cremas como ésta, sopas y todo tipo de platos de cuchara.

Estas ollas se usaban tradicionalmente para cocinar a fuego lento y de esa manera potenciar todos los sabores y aromas de los alimentos. Yo lo que hago es que en la misma olla hago el refrito de la cebolla y puerro, así la crema tendrá más sabor.

Para ver la receta y los ingrediente pincha aquí.

crema-calabaza-casera

Consejos para una buena crema de calabaza:

  • Rehoga los trozos de calabaza y reserva.
  • Rehoga el puerro y la cebolla.
  • Añade un buen caldo de pollo o vegetal, yo suelo utilizar casi siempre el vegetal.
  • Añade nuez moscada, curry o pimentón. Mi opción favorita es la nuez moscada.
  • Una vez triturada añade un yogur natural, crema o leche.
  • Por último y a la hora de servir, ralla queso parmesano, contrasta genial con el dulzor de la crema.

crema-calabaza

Tabla y cuencos, podéis encontrar en la tienda de Claudia & Julia.

Espero que la disfrutéis.

Quieres compartir ?...Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

  1. Pity CORNEJO dice:

    Me parecen muy buenas las recetas y soberbias las fotos.
    Vivo en Argentina y podría aportar algunas nuestras.
    Felicitaciones por la página.